Dirección de una empresa familiar

Dirección de una empresa familiar

Puesto a que dentro de las empresas familiares se da un enlace entre empresa y familia, la dirección deberá asumir diversas obligaciones y afrontar desafíos que se suman a los retos de una empresa común, resultado de la tensión permanente entre la familia y el negocio. Por esto, es importante implementar una estructura que ponga en equilibrio estos dos factores, con procesos y determinación adecuada de roles generando expectativas comunes entre los integrantes para que cada quien realice las funciones otorgadas.

Para que la dirección sea efectiva, se deberán aplicar los conocimientos y experiencia en la toma de decisiones, entender y conocer el comportamiento de los integrantes de la organización individualmente y en grupo; y de este modo guiarlos para alcanzar los objetivos de la organización. El logro de los objetivos únicamente puede alcanzarse si los integrantes están al tanto e interesados y motivados para cumplirlos, comenzando por satisfacer sus objetivos individuales.

Asimismo, el objetivo de una buena dirección, es poner en marcha todos los planes y lineamientos establecidos durante la planeación y la organización, ver que se ejecuten de manera correcta los planes, motivar a cada integrante para realizarlos, establecer una buena comunicación y supervisar el desempeño de cada actividad.

De un buen director depende la conducta y actitud de los integrantes de la empresa, debido a que repercute en la moral de los mismos y por lo tanto en su productividad. La efectividad se refleja en el logro de los objetivos, la implementación de métodos de organización, comunicación y de sistemas de control.

Algunos elementos que se deben tomar en cuenta para dirigir una empresa familiar con éxito son los siguientes:

  • Elaborar un plan de carrera para los empleados familiares y no familiares que permita desarrollar las habilidades y el conocimiento de cada uno y así aprovechar el talento existente, dándoles la oportunidad de crecer y ascender jerárquicamente en la organización.
  • Establecer un protocolo familiar mediante el que se definan reglas y principios con el objetivo de evitar diferencias, conflictos, abusos o malos entendidos dentro de los integrantes de la familia.
  • Aprender a dirigir equipos de trabajo sacando lo mejor de cada integrante, consiguiendo un buen ambiente de trabajo, siguiendo el protocolo familiar.
  • Saber delegar tareas para que cada quien se enfoque en tareas específicas, mediante estrategias que potencialicen el talento de cada persona.
  • Tomar decisiones bien informadas y analizadas enfocadas al bienestar y evolución organizacional.
  • Mantener la motivación al 100%, sin rendirse ante las dificultades o retos de cada día para poder crecer y alcanzar los objetivos de cada área del negocio. Asumir una imagen positiva ante los integrantes de la organización y contagiar esa actitud es un comienzo para motivarlos, ofrecer recompensas o méritos por el cumplimiento de metas también es una buena idea.
  • Gestionar bien el tiempo es punto básico para una dirección efectiva y se resume en lo siguiente: el tiempo es dinero, por lo tanto hay que asegurarse de que las horas que se pasen en el negocio sean horas de trabajo real.
  • Recaudar información sobre los resultados de cada integrante y del negocio en general. Para después evaluarla y en base a ella tomar decisiones fundamentadas.
  • Entender que la innovación puede ser la clave del éxito de la empresa. Tomar en cuenta las ideas de los integrantes o de uno mismo para desarrollar nuevos productos o proyectos puede ayudar a crecer el negocio.

0 Comentarios(s)


El anuncio no tiene comentarios.

Escribe tu opinión






Captcha Image



 

Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: