La importancia de la sucesión

La importancia de la sucesión

Estructurar un buen plan de sucesión empresarial es la clave para asegurar la continuidad de las empresas familiares. Mediante este proceso, el fundador de una empresa entrega la operación y la propiedad de la misma a un sucesor.

La sucesión debe ser un proceso planeado, ordenado, definido e implementado de común acuerdo entre padre e hijos, mientras el padre esté con  vida; cuando el padre fallece y no hay una decisión definida, la sucesión puede ser un proceso difícil y desordenado. Este proceso no se realiza en un momento determinado en el tiempo, sino que debe ser planificado y llevado a cabo correctamente, para garantizar el éxito del mismo.

Uno de los puntos más álgidos en la relación padre-hijos, es la sucesión. Existe una resistencia natural del padre a dejar su puesto, en otras palabras, su modus vivendi, ya que implica traspasar el poder a otra persona y esto resulta difícil. Esta situación es un serio punto de conflicto y no siempre es debidamente resuelto.     

Lo esencial para que el proceso sea exitoso es planificar y establecer un dialogo efectivo, entendiendo que el punto clave para el futuro de cualquier empresa siempre ha de ser una buena comunicación, planeación estratégica empresarial y un plan de sucesión claro.

Un plan formal garantiza la seguridad con respecto al futuro de la organización y de cada uno de sus integrantes. Lo cual evita conflictos entre los integrantes de la familia relacionados con el futuro control, menos disposición entre los empleados, salida de empleados importantes y dificultades para la supervivencia de la empresa.

Durante el proceso de sucesión, son comunes los enfrentamientos debido a diferentes opiniones y visiones por parte de los familiares y socios, por esto, es necesario tomar las medidas necesarias y tener mucho cuidado para que estos desacuerdos no impacten negativamente en los negocios. Para comenzar, es importante establecer claramente los roles y responsabilidades de cada integrante, con el fin de evitar dudas y que algún integrante de la familia haga algo que no le corresponde.

Para tratar conflictos, se recomienda la intervención de consultores especializados y con experiencia para apoyar y asesorar a las familias empresarias para llevar a la empresa por el camino a la continuidad.

Cuando se trata de lograr que la empresa permanezca en el mercado y sobreviva generaciones, se debe implementar una buena estrategia de sucesión. En la cual se debe preparar con tiempo a los posibles candidatos y analizar quién es el más capaz e idóneo para la empresa (no para la familia). No se debe improvisar, es de suma importancia anticiparse para garantizar el éxito del proceso, ajustando la sucesión a la realidad de la empresa, con el objetivo de que los involucrados exploten sus fortalezas y trabajen sus debilidades para ser contados como posibles sucesores que cumplen con los requisitos y el perfil, protegiendo los intereses de la empresa y la unidad familiar.


0 Comentarios(s)


El anuncio no tiene comentarios.

Escribe tu opinión






Captcha Image





 

Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: