Órganos de Gobierno de las Empresas Familiares

Parte 1. El Consejo de Familia

La familia y la empresa representan dos sistemas totalmente diferentes, con dinámicas, reglas y comportamientos diferentes, por lo que requieren de Órganos de Gobierno independientes.
En el caso de la familia, ésta se maneja a través de emociones, hay pasión en la comunicación, generalmente no hay reglas ni racionalidad, la toma de decisiones suele ser unilateral y definitiva. La voz del padre es única, subjetiva y su decisión no es consensuada.
¿Debemos tomar estos comportamientos como validos en una Empresa Familiar? Por supuesto que no!!!

Para que estos comportamientos no se repliquen de Familia a Empresa, requerimos de un Órgano de Gobierno que reúna a la familia, la cual, dependiendo de su propia realidad, agrupará a los miembros socios, empleados y familiares pasivos en un foro donde tengan voz y voto por igual y en el que se debatan todos los aspectos que afectan a la Familia. Este foro es el Consejo de Familia.
En el Consejo de Familia debemos tener la madurez para canalizar las emociones, frustraciones e incluso injusticias pasadas y crear las condiciones idóneas para tener una comunicación abierta, sincera y transparente entre todas las generaciones participantes, logrando respeto, consensos, compromisos y trabajo en equipo. El Consejo de Familia debe tomar en cuenta los derechos y aspiraciones de cada miembro.
Es precisamente aquí donde propondremos, analizaremos y decidiremos las reglas de convivencia y armonía que garanticen la unión familiar por un lado, la operatividad y crecimiento de la empresa por el otro y finalmente la gestión, control, diversificación y expansión del patrimonio familiar. Todo esto en conjunto nos llevará a definir qué tipo de Empresa Familiar queremos ser.
En el Consejo de Familia aprenderemos a comunicarnos, usando un lenguaje correcto, habremos de aprender a hablar pero sobre todo también a escuchar. Todos tenemos mucho que decir. Debemos pensar muy bien nuestros argumentos para poder convencer a nuestra Familia de las ventajas de nuestra posición. En un Consejo de Familia no gana el que habla más, el que discute más o golpea más la mesa (comportamiento prohibido en un Consejo), ganará la posición mejor sustentada por argumentos, independientemente de quien la presente.

¿Cuáles son las funciones del Consejo de Familia?

  • • Elaborar la misión y visión Familiar y Empresarial 
  • • Definir los valores familiares
  • • Vigilar el comportamiento ejemplar de la familia tanto dentro como fuera de la empresa
  • • Diseñar el plan estratégico familiar que incluye:
  • o El relevo generacional y sus reglas
  • o El proceso de sucesión que garantice la continuidad de la empresa
  • o Las políticas sucesorias
  • • Explotar las fortalezas de la Familia en beneficio de la Empresa
  • • Detectar y aprovechar el talento familiar
  • • Ser el canal de comunicación entre Familia y Empresa
  • • Fomentar el orgullo y vínculo de pertenencia entre los miembros de la Familia
  • • Diseñar los canales de información para los miembros de la familia 
  • • Profesionalizar a la familia para desempeñarse en la empresa
  • • Definir reglas de convivencia a través del protocolo familiar
  • • Darle valor al protocolo familiar

¿Qué puedo esperar como miembro de una familia del Consejo Familiar?

  • • Tener un foro donde pueda expresar mis ideas, inquietudes y por qué no, mis molestias
  • • Escuchar y ser escuchado
  • • Saber mis derechos, responsabilidades y limitaciones como familiar, como empleado/director en la empresa familiar y como accionista
  • • Conocer las reglas del juego familiar
  • • Hacer crecer mi patrimonio
  • • Construir con mi familia el futuro de mis hijos

¿Qué necesitamos para que todo esto se vuelva realidad?

Organizar el Consejo de Familia y darle el poder para exigir la observancia en todo momento de los valores de familia y planear conjuntamente el futuro de la familia en todas los ámbitos mencionados anteriormente.

Mensaje Final

Cómo has podido apreciar, El Consejo de Familia es el órgano que determina todos los derechos, prerrogativas y futuro de sus miembros ya sean socios y/o empleados.
¿Quieres implementar el Consejo de tu Familia?, con mucho gusto te ayudamos.

Leer más

Conflictos en la Empresa Familiar

La relación padre-hijo en la Empresa


¿Es inevitable el conflicto entre padre e hijo en la Empresa Familiar? La respuesta debería ser NO.
Sin embargo la experiencia y el estudio de los negocios familiares nos refiere que este conflicto es muy recurrente y de hecho es uno de los factores más comunes que originan la desaparición de la Empresa Familiar, esto se refiere a la incapacidad de ambas partes a sentarse a negociar y definir reglas de convivencia y armonía.
En repetidas ocasiones he escuchado las quejas del padre acerca de la negación del hijo a obedecerle (entiéndase por obedecer el llevar a cabo las decisiones del padre sin cuestionar u objetar nada al respecto).
Por otro lado, también he tenido muchas oportunidades de presenciar la desesperación del hijo al no poder aportar innovaciones y sentirse ignorado, hasta el punto de pensar abandonar la empresa familiar y buscar otras opciones.
Estas dos situaciones, así como muchas otras, reflejan un conflicto o por lo menos la antesala del mismo, dentro de la Empresa Familiar.
Es indudable que situaciones como éstas pueden llegar a generar un rompimiento en la comunicación y relación entre padre e hijo en la Empresa y este rompimiento a su vez llegará al seno de la Familia.

Recomendación


Establece con tus hijos procesos que lleven a una buena comunicación, hablando todo aquello que te inquieta o molesta, todo ello dentro de un  ambiente de respeto y cordialidad y aceptándose cada uno como es.
En caso de no poder hacerlo, busca un mediador. Debes hacer todo lo que en tus manos esté para evitar la falta de comunicación y el rompimiento de toda posibilidad de dialogo.

La Empresa Familiar es nuestro patrimonio, es la suma de sueños, desvelos, sacrificios y logros. ¿Acaso no vale la pena intentarlo?

Descargue el artículo completo "Conflictos en la Empresa Familiar"

Leer más

La comunicación. Eterno problema en las Empresas Familiares

La comunicación. Eterno problema en las Empresas Familiares

Los problemas de comunicación existen en todos los ámbitos, tanto si nos referimos a las relaciones personales como a las profesionales. La Empresa Familiar no es ajena a este fenómeno.

Revisemos los tres escenarios que se presentan a continuación donde se ejemplifican diferentes modelos de comunicación.

Escenario 1
El Director general que es el padre de la familia se dirige a su asistente: “Srta. González, mándele un mail a mi hijo Rodrigo y dígale………… “

Escenario 2
El Director general que es el padre de la familia le dice a su esposa: “ Vida, por qué no hablas con tu hijo y le pides que……..”

Escenario 3
El Director general y padre de familia se dirige a su hijo: “Hijo, tenemos este problema, por qué no nos sentamos a platicar y tratamos de resolverlo?”

¿Qué forma de comunicación prefieres? Seguramente la tercera. ¿Cuál es la que comúnmente utilizas? Seguramente una de las primeras dos.

¿Es realmente la comunicación directa un problema en las Empresas Familiares?

Definitivamente SÍ lo es. Si consideramos que Empresa y Familia son dos sistemas totalmente diferentes, ¿por qué nos empeñamos en implementar el mismo modelo de comunicación en ambos sistemas?
En la Familia hay una jerarquía encabezada por el padre, en la Empresa la jerarquía está encabezada por el Director General. El hecho de que el Director General sea a su vez el padre de la familia no significa que deba dar las instrucciones en la empresa de la misma manera que las da en la casa.
Es verdad que lo ideal seria que la comunicación familiar sea directa, sincera y empática, sin embargo esto no siempre ocurre.
A pesar de que la comunicación familiar adolezca de algunos vicios, en la empresa es necesario, por su bien y por su buen funcionamiento que este patrón no se repita.
En la Empresa hay directores y el lenguaje entre los directores debe ser franco, abierto y transparente, independientemente que estos sean parte de una familia y la comunicación familiar siga patrones completamente distintos.

El siguiente relato ejemplifica la comunicación directa, franca y transparente a la que me refiero:

En una ocasión el Director General de la Empresa llamó a uno de sus directores y le dijo:
“ Llegas tarde, no se cumplen tus objetivos, no respetas las reglas ni las jerarquías…estás despedido!”
Un momento después el mismo personaje dice: “Hijo, me acabo de enterar que fuiste despedido, ¿en qué te puedo ayudar?”

¿Por qué se distorsiona la comunicación?

El juego de poder, la jerarquía del padre, la autoridad centralizada, son algunas de las razones que representan un obstáculo para la comunicación.
Debemos estar consientes que una mala comunicación va a tener consecuencias negativas en los dos sistemas en los que actuamos: la Familia y la Empresa,
¿Cómo funcionará el Consejo de Administración cuando el Presidente del Consejo niega la presencia y la voz de uno de sus miembros, que es su hijo?
¿Qué papel jugará el distanciamiento entre padre e hijo a la hora de preparar el plan de sucesión?
¿De qué lado se pondrán los empleados en el conflicto entre padre e hijo?
¿Acaso podremos llegar a casa y tener un diálogo constructivo con nuestro hijo, cuando en la Empresa lo evitamos?

Mensaje final

Tanto en la Empresa como en la Familia no importa que tan grande sea el conflicto. No importa que tan grave sea el distanciamiento. La mejor manera de terminar con ellos es sentarnos a platicar, es comunicarnos.

La regla de oro de la comunicación exitosa es:

• Hablar abiertamente
• Expresarnos de manera sincera
• Dialogar sin ningún tabú,
• Decir lo que sentimos,
• Escuchar al otro y
• Ser empático.

Si lo logramos, habremos asegurado el éxito de la Familia y de la Empresa.

Leer más


Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: