Preguntas frecuentes

Relaciones de Familia

 

No. Una viuda solamente podrá participar en la asamblea de accionistas si tiene la participación accionaria para ello. Los puestos operativos no deben ser heredados.
Sí. Es muy importante tener reglas claras que regulen la relación entre todos los miembros de la familia, tanto los que trabajan en la empresa como los que no. Tener reglas claras evita conflictos futuros.
Es una institución familiar que tiene como objetivo, entre otros, comunicar a la familia los hechos importantes que se suceden en la empresa y que afectan a toda la familia. Es el órgano que regula la relación de la familia con su empresa y propiedad.
Cada empresa familiar está relacionada con un apellido. El trabajar para la comunidad permite que ésta se identifique con la empresa y por lo tanto con la familia. Debe ser parte de los valores de familia.
Sí. Cualquier integrante o no de la familia que tenga las competencias necesarias para desempeñar un puesto dentro de la empresa, puede competir por él.
Los conflictos se deben resolver dentro del marco de la familia. En caso de que se requiera, se puede contratar un árbitro afín a las partes. Hay que evitar a toda costa que el conflicto trascienda las fronteras de la familia y llegue a los tribunales.
Llevarlos desde pequeños a la empresa. Pueden empezar a desempeñarse en puestos sin relevancia pero que tengan la sensación de que aportan a la empresa y ayudan a sus padres/abuelos en la operación.
Definitivamente sí. Las ventajas de ello son el crear en las nuevas generaciones el orgullo por la empresa y la familia y coadyuvan a la armonía familiar y la comunicación.
En la empresa deben trabajar los más capaces sin importar el estatus. Los nombramientos deben ser por méritos y no por parentescos y mucho menos por necesidades económicas de los familiares.
Definitivamente sí hay problema. Generalmente las empresas no tienen la capacidad de absorber a todo aquel integrante familiar que desee incorporarse. Las familias crecen exponencialmente y las empresas no. Solamente los más preparados pueden tener la oportunidad.
Aunque la empresa sea familiar, no implica que sea posesión particular. Los hijos, sobrinos y demás parientes deben respetar las reglas, jerarquías e instituciones, de lo contrario no podrán formar parte de la empresa.

 

Relación Familia - Empresa

 

Existen herramientas como evaluaciones de desempeño, entre otras, las cuales son mucho más objetivas que la simple apreciación del director general.
Es recomendable que la mayoría de las decisiones se tomen en consenso o mayoría, según sea el caso. Aunque las que tengan que ver con el patrimonio deberían tener otras reglas.
Existe un documento llamado protocolo familiar que sirve para plasmar en él todas las inquietudes, dudas, deseos, etc., de los integrantes de la familia. Este documento es firmado y deberá ser respetado por todos, sin excepción alguna.
Las cosas en el mercado no funcionan como antes; la globalización ha provocado cambios, la tecnología, la economía, la política, el mercado, etc., han cambiado. El cambio requiere de un enfoque holístico del negocio y por lo tanto la participación de todos los ejecutivos en la toma de decisiones. Cinco cabezas siempre pensarán mejor que una.
Sí. Si Ud. siente que el nombrar a un familiar como director general le puede ocasionar más problemas que soluciones, puede optar por contratar a un externo. Sus hijos y demás integrantes tendrán que aceptarlo, respetarlo y trabajar conjuntamente con él.
Un papel muy importante. Aunque un ejecutivo no familiar sabe que difícilmente podrá acceder a ciertos puestos que tradicionalmente son para familiares, su participación en la operación es sumamente valiosa y por lo tanto es digna de reconocimiento.
Si las cosas no están perfectamente instrumentadas para su ausencia, se crea un caos; el caos origina crisis; la crisis genera parálisis y descontrol. Su competencia aprovechará aquellas oportunidades que su familia no podrá. Mejor ordene sus cosas con tiempo. El caos también provocará problemas serios en la familia.
Nadie en la empresa está exento de cumplir los objetivos, ni siquiera los hijos. Si no cumplen, deben correr la misma suerte que cualquier empleado.
No. Los sueldos deben otorgarse en función de la responsabilidad de cada uno y de los logros conseguidos, en la operación. Se deben eliminar los apellidos.
La empresa se debe profesionalizar. Hay que aprender a trabajar por objetivos, éstos deben ser valuados y analizar tanto el logro de los mismos como los responsables de su realización. Tus hijos deben capacitarse para estar preparados para afrontar cualquier problema.
Delegar. La delegación de tareas y responsabilidades es uno de los más grandes atributos de un líder. Debes confiar en tu familia y empleados y, a través de esa confianza, delegar y supervisar.
Es muy conveniente que el retiro sea un proceso, es decir, algo planeado con suficiente antelación. El plan de retiro lo debes elaborar mientras vivas. Si no se hace, entonces se corre el riesgo de que ni la familia ni la empresa estén preparadas para cuando suceda.
Un padre debe entender que la operación del negocio, a determinada edad, es sumamente desgastante, para eso se incorporaron los hijos. El consejo de administración debe dar al padre la suficiente satisfacción de controlar la empresa tanto como operarla.
El abandono de trabajo es algo sumamente delicado. Cualquier ejecutivo debe saber que al abandonar la empresa le estará causando un serio daño. Se deben medir las consecuencias del daño y si la vacante ya fue ocupada, el ejecutivo no tendría cómo regresar a ella.
Los consejeros independientes son personas que gozan de toda la confianza de los socios para servir de contrapeso a las decisiones unilaterales de uno o más socios familiares y que afectan el rumbo que lleva la empresa. Sus opiniones son 100% objetivas.
Hay que tener un plan alternativo de vida que puede incluir: trabajo social, enseñanza a las nuevas generaciones, transmitir experiencia y conocimientos en diferentes foros, etc. El retiro no excluye que participe en la empresa dentro del consejo de administración.
Te recomiendo que antes de dar un primer paso te asegures que es el candidato ideal. Antes que nada, se debe comunicar la decisión al sucesor, después a todas aquellas instancias relacionadas con la empresa: proveedores, clientes, bancos, personal de la empresa, socios, familia, etc. Se debe procurar que el sucesor reciba la aceptación de todas las partes.
La misión y la visión nos marcan el rumbo presente y futuro del negocio. La visión es la expresión del sueño del fundador de la empresa y tanto familia como empresa, deben estar alineadas para lograrlo.
Tu hijo debe tener un plan de carrera para fortalecerlo en aquellas áreas sensibles que afectan el recibir mayores responsabilidades de su parte. Independientemente de ello debe tener liderazgo, empatía y en general todas las aptitudes necesarias para cubrir un puesto de primer nivel.

 

Relación Familia - Patrimonio

 

Sí. Es muy recomendable tener un testamento y que la propiedad quede perfectamente definida al momento de heredar. Esto puede evitar problemas posteriores.
Es un instrumento de control patrimonial mediante el cual el dueño del patrimonio cede a una institución fiduciaria la administración del patrimonio a favor de hijos y demás familiares, sin darles la propiedad, solamente el beneficio.
Podría ser recomendable que la herencia sea en vida, siempre y cuando las condiciones de dinámica familiar así lo permitan. Para ello, es recomendable tener autonomía económica a perpetuidad de los padres y el tener siempre el poder.
Debes establecer una fórmula que sea equitativa para todos y no cambiante, donde las partes sepan cuánto vale su patrimonio.
Se deben establecer los criterios de compra venta entre los socios y/o familiares a fin de evitar que exista interés o inquietud por parte de un accionista de vender a un externo, aunque el derecho al tanto permitirá siempre a un familiar tener el derecho de comprar sobre un externo.
Es muy común en las empresas familiares donde la operación y la dirección se confunden. Hay que ir separando poco a poco ambas para que los que toman las decisiones empiecen a planear el futuro del negocio y no solamente vivan el presente.
Mal. Debes tener una política de distribución de utilidades que incluya la reinversión y la expansión de tu patrimonio.
Para todos los efectos legales, una persona que figura en la escritura de la empresa como socia, lo es, sin importar el porcentaje que ostente. Eso en algún momento podría bloquear ciertas decisiones. ¡Debes pensar muy bien a quienes eliges como socios!

Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: