El problema de la falta de previsión en las empresas familiares

El problema de la falta de previsión en las empresas familiares

Cualquier empresa, sea familiar o no, está expuesta a situaciones o eventos  inesperados que afectan la gestión de la empresa. Debido a esto, las familias empresarias deben ser conscientes y evitar la falta de previsión ante tales situaciones para poder solventarlas.

 

Un claro ejemplo de estas situaciones es la crisis que enfrentamos debido a la pandemia provocada por el COVID-19, su evolución y propagación. Ante la cual es necesario establecer medidas preventivas. Y encontrar la forma de continuar la operación, manteniendo la seguridad y salud de los empleados, así como la confianza de clientes e inversores.

 

Por lo tanto, es necesario que la Empresa Familiar pueda reaccionar adecuadamente. Estableciendo las políticas de previsión necesarias para evitar que la estabilidad familiar y la continuidad de la empresa se vean afectadas y no acudir a la improvisación.

 

Falta de previsión ante situaciones inesperadas

 

Las situaciones posibles incluyen:

  • Catástrofes naturales (como incendios, terremotos, inundaciones, tsunamis etc.), Incidentes de carácter regional, nacional o internacional
  • Crisis sanitarias como pandemias
  • Crisis económicas
  • Fallecimiento inesperado de colaboradores o directivos
  • Ausencia prolongada de algún empleado o directivo
  • Incapacidad por motivo de enfermedad o accidente

 

Este tipo de situaciones pueden provocar un bloqueo o paralización de la gestión de la empresa. Derivando en contratiempos para la actividad ordinaria del negocio, o un posible efecto negativo en la imagen y prestigio de la empresa frente a terceros.

 

Planes de Continuidad y Contingencia

 

Por esa razón y para que la empresa no se vea afectada por este tipo de imprevistos, es imprescindible implementar planes de coninuidad y contingencia para establecer las normas de funcionamiento y los lineamientos que se han de seguir dentro de la empresa en tales circunstancias.

 

El Plan de Continuidad debe enfocarse en asegurar la continuidad del negocio ante un incidente inesperado y el Plan de Contingencia tiene como objetivo anticiparse a posibles situaciones de riesgos, de manera que si estas llegan a producirse, el impacto negativo sea el menor posible.

 

Los directores en las Empresas Familiares no solamente deben ver el corto plazo, deben pensar y planear el mediano y largo plazo. Cuando se piensa en estos términos, se están fijando las bases para la subsistencia, crecimiento y desarrollo de la empresa.

 

Para lograr esto, es importante también la planificación del patrimonio familiar, mantener la propiedad de la empresa en manos de la familia y continuar el legado del fundador.

 

Consultores en Organizaciones de Calidad, S.C. está para servirte en cualquier momento que lo necesites. Trabajamos bajo una actitud de servicio al cliente permanente, por lo que estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengas. ¡Contáctanos!


0 Comentarios(s)


El anuncio no tiene comentarios.

Escribe tu opinión






Captcha Image





 

Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: