Diagnóstico operacional en las empresas familiares

La pregunta que todos los directivos deberían hacerse continuamente es, ¿Cómo está el negocio hoy?

El Diagnóstico operacional es una de las herramientas administrativas más útiles que permiten evaluar el estado de las empresas.

¿QUÉ ES?

El diagnóstico operacional se trata de ANALIZAR Y EVALUAR los procesos de la empresa, los indicadores de desempeño (KPI), las metas y los controles en ejecución. Tomando en consideración la actual relación con los clientes, proveedores e integrantes familiares o no familiares, y el tipo de productos o servicios que ofrezcan.

El diagnóstico permite conocer las oportunidades de mejora o cambio, enfocados a dar solución o contribuir a lograr los objetivos planteados por el negocio y la generación de valor.

OBJETIVOS DEL DIAGNÓSTICO:

  • Visualizar los síntomas de la empresa.
  • Identificar los problemas y sus causas, consecuencias y efectos.
  • Definir las fortalezas y debilidades de las áreas operativas.
  • Analizar los resultados.
  • Plantear soluciones, conclusiones y recomendaciones para mejorar la operación empresarial.

¿Cómo se lleva a cabo?

Este diagnóstico debe abarcar desde los niveles operacionales de la empresa hasta los directivos y se realiza de manera discreta para no interferir en las actividades del personal ni en los procesos.

BENEFICIOS DEL DIAGNÓSTICO

Realizar un diagnóstico operacional en la empresa de manera regular puede significar múltiples beneficios para mejorar la productividad y las relaciones de los integrantes del negocio:  

  • Se clarifican los procesos para facilitar su análisis.
  • Se mejora la relación y el desempeño de los objetivos del negocio con los procesos.
  • Se detectan oportunidades de mejora en los procesos con base en datos cuantificables.
  • Se recaba información para hacer recomendaciones de mejora basadas en hallazgos previamente identificados.
  • Se identifican iniciativas de mejora de corto, mediano y largo plazo.
  • Aumenta la productividad y desempeño.

Leer más

Retos para las empresas familiares en la actualidad

Se estima que el 90% de las empresas mexicanas tienen origen familiar.

LAS EMPRESAS FAMILIARES GRANDES Y PEQUEÑAS SON MOTORES DE LA ECONOMÍA MEXICANA.

En México, las empresas familiares son un gran generador de nuevos empleos, contribuyendo a la riqueza y al desarrollo económico de grandes territorios y sectores económicos.

La empresa familiar es una de las principales figuras en la estructura económica del país. Según estudios realizados, más de 90% de las firmas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores tienen una clara representación familiar en el capital y en el control, sin embargo, sólo 12% de ellas sobreviven al cambio generacional, esto se debe a que atraer a las nuevas generaciones es uno de los mayores desafíos que enfrentan este tipo de empresas.

Por lo tanto, aun cuando las empresas familiares conforman la mayor parte de los negocios en México y el mundo, son también las de mayor mortandad.

Menos de 30% de las empresas familiares avanzan con éxito a la segunda generación y sólo 12% alcanza la tercera, según datos de la Small Business Administration y el Bureau of Labor Statistics.

Retos que enfrentan

Crear una empresa es en sí un reto, pero levantar y mantener una empresa familiar requiere de un doble esfuerzo, el desafío se agranda dentro de una empresa familiar debido a que en este tipo de organismos conviven dos sistemas en tensión permanente que son: la familia y el negocio, en los que es preciso evitar relacionar los sentimientos y los lazos que pueden estancar el progreso del negocio.

Te puede interesar: Conflictos frecuentes dentro de las empresas familiares

La realidad es que las empresas familiares se enfrentan a muchos retos que deben superar exitosamente para seguir generación tras generación su actividad.  A continuación presentamos los más comunes:

  1. TEMAS DE SUCESIÓN: Un momento muy delicado en la vida de estas empresas es la sucesión, en donde el fundador o director de la empresa entrega la operación y la propiedad de la misma a un sucesor calificado.
  2. INSTITUCIONALIZACIÓN: Un desafío importante para la empresa es levar a cabo una gestión profesional dentro de la empresa. Profesionalizar la empresa es garantizar su continuidad, hacerla más fuerte y rentable y menos vulnerable a los acontecimientos familiares.
  3. SEPARAR CONFLICTOS FAMILIARES DE LA EMPRESA Y VICEVERSA: Es necesario saber separar los asuntos del negocio de la empresa con la vida familiar y esto no es siempre fácil.
  4. DEFINICIÓN CLARA DE ROLES: Definir claramente las funciones, deberes y derechos de cada integrante, estableciendo fronteras entre la familia y el negocio para evitar conflictos.
  5. PROCESOS Y ACTIVIDADES TRANSPARENTES: Una tarea que deben afrontar estas empresas es construir una relación de confianza y comunicación entre todos los elementos que la conforman, con el objetivo de mejorar la productividad y de mantener buenas relaciones.
  6. EQUILIBRIO ENTRE FAMILIA Y EMPRESA: Se necesita un cuidado equilibrio para gestionar asuntos del negocio que suelen ser temas económicos, con aquellos de familia en donde predominan las cuestiones socioemocionales.

CONSULTORES OC es una empresa cuyo objetivo es asesorar, apoyar y acompañar a las empresas familiares en su camino a la continuidad. En este trayecto son muchas las empresas que enfrentan crisis. Nosotros proveemos las herramientas necesarias para salir airosos de éstas. Acérquense a nosotros.

Leer más

Planeación financiera en empresas familiares

El 60% de las empresas familiares no sobreviven a la primera generación y menos del 20% llega a la tercera, ¿por qué?

La realidad es que el hecho de que en la empresa exista un vínculo familiar no significa que no se presenten situaciones conflictivas respecto a las finanzas y su gestión.

Uno de los principales errores que se comenten en este tipo de organizaciones es la falta de institucionalización y de procesos acordados por sus pilares tanto familiares como no familiares, los cuales, inevitablemente dan pie a tener una administración financiera poco clara dentro de la empresa.  

MANEJO FINANCIERO EFECTIVO

El objetivo de llevar a cabo una buena gestión financiera dentro de cada negocio es generar riqueza y rentabilidad. Así que es necesario comprender que las decisiones tomadas en éste sentido deben orientarse en lo conveniente para la empresa principalmente, no para la familia.

Las finanzas de en los negocios familiares deben manejarse bajo criterios claros, diferenciando la familia de la empresa y estableciendo límites entre estos factores. ¿Cómo lograrlo? La clave es la institucionalización.

¿Por qué es necesario?

  • Aumenta la competitividad de la empresa
  • Eleva las posibilidades para sobrevivir cuando las condiciones del negocio no son favorables y relativamente inciertas
  • Anticipa problemas o riesgos que pudieran presentarse
  • Identifica oportunidades de crecimiento
  • Impulsa la creación de valor
  • Identifica oportunidades de inversión con rendimientos positivos
  • Ayuda a establecer estrategias de financiamiento rentables

Esta labor no es algo que se da de la noche a la mañana, es un proceso que toma tiempo, disposición y madurez para discriminar los momentos y lugares en donde cada rol habrá de aplicar.

No obstante es una acción posible. Solo requiere del enfoque de la familia hacia el crecimiento y desarrollo del negocio.

Leer más


Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: