El Gobierno Corporativo y la Empresa Familiar

En los últimos meses hemos estado viviendo situaciones de incertidumbre. Hay baja en las ventas, intereses altos, cero crecimiento, etc. En los sectores en los que asesoro empresas muchos se quejan. 

“Estamos muy nerviosos”, me dicen los empresarios cuando no he acabado de sentarme con ellos para empezar una nueva sesión de trabajo.

Algunos empresarios buscan recetas mágicas para darle la vuelta a su negocio; otros están en permanentes consultas con cámaras, asociaciones, colegas e incluso competidores; otros reúnen a sus ejecutivos para buscar opciones de mejora y fijar el rumbo apropiado; también están aquellos que se encuentran totalmente paralizados sin saber que hacer. Todos, de una u otra manera, están afectados por esta situación que confiamos sea pasajera.

Este es el momento para que pensemos en todas aquellas posibilidades que tenemos a nuestro alcance para enfrentar la crisis y poder salir fortalecidos de ésta. Por supuesto, nos debemos enfocar en aquellas que dependen de nosotros y que podemos cambiar. En las que no podemos, ¿para que perder el tiempo?

Dentro de nuestra búsqueda de soluciones y mejoras para nuestras empresas reflexionemos en una: el Gobierno Corporativo.

¿Qué es el Gobierno Corporativo?

El Gobierno Corporativo es un modelo de gestión empresarial cuyos objetivos, de acuerdo con el código de principios y mejoras prácticas en gobierno corporativo son: 
• Lograr que las empresas sean institucionales, competitivas y permanentes en el tiempo.
• Ofrecer confianza a instituciones bancarias e inversionistas tanto nacionales como extranjeros.
• Conseguir un mejor funcionamiento del Consejo de Administración.
• Asegurar una sucesión exitosa.

Dentro de este modelo podemos atender y resolver temas tales como: estrategia, estructura organizacional, riesgos, uso de tecnologías, profesionalización, procesos de innovación y mejora, talento, cumplimiento regulatorio; y por supuesto los temas de familia: comunicación, conflicto, rendición de cuentas y sucesión.

Dentro de sus ventajas, el Gobierno Corporativo nos permitirá tener un órgano colegiado integrado por consejeros familiares y consejeros independientes que nos llevarán por el camino de toma de decisiones más asertivas dejando a un lado el día a día de la operación y la influencia de la familia en el gobierno.

¿Qué se necesita para poder implementarlo?

En las empresas de primera y segunda generación es muy común (durante una época) que sea la primera: el fundador, quien tome todas las decisiones de la empresa y que sea la segunda quien las ejecute.

El profesor Alberto Gimeno nos habla de los modelos de empresas familiares y específicamente del Modelo Capitán y del Modelo Familia profesional.

El Modelo Capitán se presenta cuando la empresa se funda y solamente el fundador toma todas las decisiones. Este modelo aunque se va sofisticando y cambiando de nombre a Modelo Emperador y posteriormente a Modelo Equipo Familiar, presenta en su desarrollo la misma estructura: una centralización en la toma de decisiones por parte del fundador. Durante estas etapas difícilmente se podrá implementar el Gobierno Corporativo ya que éste implica la pérdida parcial de poder por parte del fundador.

Siguiendo con el análisis de los modelos encontramos el Modelo de Familia Profesional que como su nombre lo indica ya existe una familia que actúa profesionalmente y que es responsable de las decisiones y de los resultados de su área, es evaluada y rinde cuentas. En este modelo ya podemos hablar de la implementación del Gobierno Corporativo. En este momento podríamos decir que la Empresa Familiar y el Gobierno Corporativo son compatibles.

Consultores OC ha diseñado, durante más de 18 años, una serie de metodologías, planes y proyectos encaminados a apoyar a las empresas a lograr la institucionalización, la gobernanza profesional, la implementación del Gobierno Corporativo, asegurar la sucesión y lograr la continuidad y trascendencia. Acércate a nosotros para darte más información. 

Leer más

Señales de que es necesario contratar un consultor independiente en tu empresa

Los consultores independientes pueden ser un gran elemento para fomentar el éxito de las empresas familiares, la mayor ventaja que hay al contratarlos es que al ser personas externas, tienen una visión objetiva de lo que sucede en la empresa, aportando experiencia y opiniones desde una perspectiva diferente para poder identificar mejor los problemas o las oportunidades que podrían presentarse.

¿Por qué es necesario contratar consultores independientes?

En la dirección y operación de cualquier empresa es muy común que se presenten todo tipo de obstáculos, problemas o situaciones que muchas veces no saben cómo manejar, o simplemente saben o sienten que se necesita hacer algo, pero no saben exactamente qué. Es por esto que los consultores pueden ser de gran ayuda. 

A continuación te presentamos algunas de las situaciones más comunes por las que puede ser la mejor opción contratar un consultor independiente en tu empresa:

a)      Falta de un plan de negocios estructurado.

b)      Crisis económica: las ventas de tu negocio están estancadas, disminuyeron tus clientes, etc…

c)       Mal manejo de las finanzas dentro de la empresa.

d)      Se quiere incrementar las ganancias de tu negocio. Se sabe que hay oportunidad de mejorar pero no se sabe cómo.

e)      Crecimiento o expansión de la empresa.

f)       Bajos niveles de eficiencia y productividad, alta rotación de personal, escaza motivación, etc…

g)      Falta de un plan de sucesión.

h)      La empresa se encuentra en proceso de sucesión.

i)        Dificultad para resolver conflictos relacionados con la familia y el negocio.

j)        Desea institucionalizar la empresa.

k)      Necesita diagnosticar las fuentes de problemas y hallar soluciones.

l)        Reestructuración empresarial

 

Leer más

Diagnóstico operacional en las empresas familiares

La pregunta que todos los directivos deberían hacerse continuamente es, ¿Cómo está el negocio hoy?

El Diagnóstico operacional es una de las herramientas administrativas más útiles que permiten evaluar el estado de las empresas.

¿QUÉ ES?

El diagnóstico operacional se trata de ANALIZAR Y EVALUAR los procesos de la empresa, los indicadores de desempeño (KPI), las metas y los controles en ejecución. Tomando en consideración la actual relación con los clientes, proveedores e integrantes familiares o no familiares, y el tipo de productos o servicios que ofrezcan.

El diagnóstico permite conocer las oportunidades de mejora o cambio, enfocados a dar solución o contribuir a lograr los objetivos planteados por el negocio y la generación de valor.

OBJETIVOS DEL DIAGNÓSTICO:

  • Visualizar los síntomas de la empresa.
  • Identificar los problemas y sus causas, consecuencias y efectos.
  • Definir las fortalezas y debilidades de las áreas operativas.
  • Analizar los resultados.
  • Plantear soluciones, conclusiones y recomendaciones para mejorar la operación empresarial.

¿Cómo se lleva a cabo?

Este diagnóstico debe abarcar desde los niveles operacionales de la empresa hasta los directivos y se realiza de manera discreta para no interferir en las actividades del personal ni en los procesos.

BENEFICIOS DEL DIAGNÓSTICO

Realizar un diagnóstico operacional en la empresa de manera regular puede significar múltiples beneficios para mejorar la productividad y las relaciones de los integrantes del negocio:  

  • Se clarifican los procesos para facilitar su análisis.
  • Se mejora la relación y el desempeño de los objetivos del negocio con los procesos.
  • Se detectan oportunidades de mejora en los procesos con base en datos cuantificables.
  • Se recaba información para hacer recomendaciones de mejora basadas en hallazgos previamente identificados.
  • Se identifican iniciativas de mejora de corto, mediano y largo plazo.
  • Aumenta la productividad y desempeño.

Leer más


Haz un diagnóstico

Conoce con más detalle cómo se encuentra tu sistema familiar/ empresarial/ propiedad: